LOS DATOS DEL DÍA
lunes, 12 de febrero de 2018
UNA HISTORIA QUE SE REPITE

Seguramente que en algún medio de comunicación habrás oído alguna noticia relacionado con el mundo de la INMIGRACIÓN.

Lo podemos leer en cualquier periódico de cualquier día. Están ahí delante de nuestras narices, nos piden ayuda a gritos y nosotros como mucho miramos para otro lado y no queremos saber nada del tema.

Tres de cada cuatro menores que llegan a Europa desde África malviven en la calle. La mayoría de los menores inmigrantes que arriban a las costas del sur de España no encuentran a nadie que les acoja. Buscan salida a la miseria y terminan perdidos en ella. Los menores que cruzan el mar en busca de mejor suerte han aumentado considerablemente en este último año.

La mayoría de los menores apresados oculta su edad. Siempre afirman tener menos de 18 años. Estos jóvenes inmigrantes se cuelan deliberadamente en territorio español sin ningún tipo de documentación que pueda ofrecer datos fiables sobre su edad. De esta forma no pueden ser repatriados.

Nosotros que vivimos en la sobre‐abundancia, ¿qué podemos hacer? Por lo menos dos cosas. Una, valorar todo lo que tenemos, no por nuestro mérito, sino por la fortuna de haber nacido aquí en este momento de la historia. Y la segunda, abrir nuestra mente y liberarla de miedos y prejuicios hacia el diferente. En Jesús, todos nos reconocemos hermanos, hijos del mismo Padre Dios. Que vivamos como corresponde.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Qué reflexión te surge al escuchar el texto anterior?
¿Qué opinas de las dos cosas que nos sugiere el texto a hacer?

ORACIÓN

Señor, ayúdanos a intentar descubrir y valorar lo que somos y tenemos.

Que tu espíritu nos ayude a entender que todos somos uno, que nadie es más que nadie, que todos dependemos de todos en la gran aldea global.

Despierta en nosotros actitudes de acogida, de generosidad, de solidaridad... y que en las circunstancias concretas de la vida, de la necesidad, seamos capaces de ponerlas en juego.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!