LOS DATOS DEL DÍA
miércoles, 16 de mayo de 2018
LA LECHE Y LA CÁNTARA
189-LRM-1EPO
INTRODUCCIÓN PARA EL EDUCADOR

 Nos proponemos reflexionar sobre los valores que tenemos en nuestro Carácter Propio e intentar no dejar ninguno de lado, ya que todos creemos que son importantes para la formación integral de nuestros alumnos/as. Hoy, vamos a hacer hincapié en la responsabilidad, uno de los valores más importantes que tenemos algo olvidado. Todos tenemos que ser responsables de nuestras acciones y hay que hacérselo ver a nuestros alumnos/as.

La hija de un granjero acababa de ordeñar las vacas y volvía a casa con la cántara de la leche en la cabeza. Mientras caminaba, iba pensando: La leche de esta cántara, me proporcionará nata; yo la convertiré en mantequilla e iré a venderla al mercado; con el dinero que me den, compraré huevos, de los que saldrán pollitos que llenarán todo el corral; cuando sean mayores, venderé algunos y con el dinero me compraré un vestido nuevo con el que iré al mercado y todos los hombres me admirarán y se enamorarán de mi, pero yo les diré que no con la cabeza, sin comprometerme con ninguno.

Olvidando la cántara que llevaba en la cabeza, unió la idea al pensamiento y movió la cabeza. Cayó la cántara, se rompió, la leche se derramó por el suelo y los sueños se desvanecieron.

La niña llegó a su casa llorando por lo que había pasado, le pidió perdón a su padre y él la perdono pero con la condición de que no volviera a pasar. Ella no dudo en decir que sería más responsable y esto no volvería a pasar.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Qué hacía la niña mientras llevaba la cántara en la cabeza?


¿Por qué llegó llorando a su casa?

ORACIÓN
Señor, hoy nuestra clase quiere
pedirte que nos hagas ser más responsables;
que el trabajo hecho, sirva para alegrarnos
y para alegrar a los demás;
Señor, ayúdanos a saber esforzarnos y a ver
que los demás también se esfuerzan para conseguir
tener un mundo mejor,
donde las personas sepamos vivir con tu presencia.
ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!