LOS DATOS DEL DÍA
jueves, 11 de octubre de 2018
¿ES IMPOSIBLE EL AMOR?

Buenos días. Os presento el diario de un joven recién casado, y sus impresiones sobre la nueva vida que ha comenzado junto a su pareja. Al final te haré una pregunta.

“Octubre. Tres meses de casados y ya los primeros roces. Me pregunto si con el paso del tiempo crecerá este amor que nos une o si olvidaremos hasta las cartas de amor que nos mandábamos hace meses. Quién sabe si nuestra relación terminará como estas hojas caídas y manchadas por el agua, y quién sabe si alguna vez renegaremos de aquellos primeros abrazos y de esa tarde de nervios en la iglesia.

Ha sido muy largo el camino que nos ha traído hasta aquí y creo que no merece la pena echarlo todo por la borda. Ya hemos tenido discusiones en otras ocasiones y hemos salido adelante. Ya hemos pasado por otras crisis, pero ahora estoy preocupado: han pasado tres meses desde la boda y amenazas con marcharte de casa y me dices que soy muy distinto a como pensaste. ¿Acaso cuatro años de noviazgo no han sido suficientes para conocernos?

Se amontonan demasiadas preguntas en mi cabeza. ¿Qué buscamos cada uno en el otro? ¿Qué aspiramos a alcanzar? Todo se vuelve oscuro en estos momentos e ignoro qué nos deparará el futuro. Lo único cierto es que ya han comenzado los problemas y que arreglarlos no es cosa de uno. Regresaré a casa, te miraré a los ojos y me obligaré a no repetir errores. Ése será mi regalo. Han pasado tres meses desde la boda, sí. También llovía aquella tarde y tú me miraste y en esa mirada me pareció leer un compromiso de unirnos para siempre. Pero eso fue hace tres meses y ya me pregunto si es posible quererse para siempre en un mundo tan raro como el nuestro.”

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

·               ¿Qué sentimientos se enfrentan en este hombre?

·               ¿Estás de acuerdo con la afirmación de que en un mundo como el nuestro es difícil quererse?

·               ¿Qué piensas sobre la vida en común “para siempre” del matrimonio?

ORACIÓN

Te alabamos, Dios, porque sólo Tú eres bueno y fuente de vida.

Te alabamos por habernos hecho a tu imagen, capaces de amar, crear, trabajar y soñar.

Te alabamos por la capacidad de ternura que has puesto en el corazón humano. Pero, sobre todo, te alabamos y damos gracias por el amor que tú nos has revelado en Jesús.

Él es camino y luz en nuestro diario vivir; eje motor y buena noticia de nuestras vidas.

Gracias por dejarnos descubrir el amor de Jesús, a través de las personas que nos rodean en el día a día. Gracias Señor.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!