LOS DATOS DEL DÍA
viernes, 9 de noviembre de 2018
LOS TRES HERMANOS

Un padre muy enfermo reunió a sus tres hijos junto a su cama. Apenas podía hablar. Con gran dificultad, cogió una pequeña cajita que contenía tres semillas, y dio una a cada hijo diciéndoles: “Todo lo que les pase a ellas, os pasará a vosotros”. Y diciendo esto murió.

Los tres hijos no entendieron estas últimas palabras de su padre. Pensaron que estaba delirando y que no sabía lo que se decía. Cada uno guardó la semilla y se marchó a su casa.

El hermano mayor puso su semilla en un frasco de cristal. Y lo colocó en el lugar más importante de su casa. Cada vez que lo mirara, recordaría a su querido padre. Al hermano mediano se le perdió la semilla por el camino y no se preocupó mucho en buscarla. Y el hermano menor, tuvo curiosidad por saber qué tipo de semilla le había dado su padre antes de morir. Buscó una maceta, preparó la tierra, y la plantó con todo cuidado. Después de muchos cuidados, al cabo del tiempo, creció una rosa roja.

Fueron pasando los años, y sin saber cómo, a cada hermano le iba ocurriendo lo mismo que a su semilla. El hermano mayor cayó enfermo con un extraño mal que le dejó en cama para siempre, sin poder salir de su casa. El hermano mediano se perdió en medio de la selva cuando estaba haciendo un viaje en vacaciones. Nunca más se volvió a saber de él. En cambio, al hermano menor las cosas le fueron muy bien. Se dedicó a lo que más le gustaba, la pintura, hizo muchos cuadros y fue conocido en todo el mundo por lo bien que pintaba. Sus obras de arte se podían ver en los mejores museos. Todas ellas firmadas con una pequeña rosa roja dibujada en un extremo.

El hermano menor fue el único que cultivó su semilla. Y por este motivo le ocurrió lo mismo que le pasó a ella: floreció.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

·               ¿Eres consciente que tú también tienes tu semilla? ¿Qué haces con ella? Plantéate tu trabajo como si de ello dependiera tu propia vida. Siéntelo, razónalo y realízalo con cuidado y dedicación.

ORACIÓN

Hoy nos unimos a todos los cristianos que comienzan el día y su trabajo.

Lo hacemos rezando juntos el PADRE NUESTRO.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!