LOS DATOS DEL DÍA
miércoles, 5 de diciembre de 2018
HISTORIA DEL PRIMER PESEBRE

Buenos días, amigos:

Hace muchos, muchos años, en el año 1182, nació en la ciudad de Asís un niño al que bautizaron con el nombre de Francisco. Su padre era un rico comerciante y su madre, una piadosa mujer que enseñó al niño a amar a Dios.

Siendo joven, sintió cómo Jesús le pedía “Reconstruir su iglesia”. El joven entonces, decidió cambiar su vida y ser otro, entregándose a los más pobres. Regresó a su casa, habló con sus padres y les contó sobre el nuevo rumbo que daría a su existencia. El padre, indignado, lo trató de mal agradecido y loco, pero Francisco le devolvió sus ricas vestimentas y comenzó su nueva vida.

Algunos de sus antiguos amigos se burlaban de él; en cambio otros, decidieron imitarle y poco a poco se fueron reuniendo discípulos a su alrededor. Se dedicaban a orar y predicar la palabra de Dios, formándose así la orden de Los Franciscanos.

Entre otras devociones del muchacho, siempre había sentido un amor especial por la Navidad. Se acercaba Nochebuena y decidió representar la humildad del pesebre tal como sucedió en Belén, ¡hasta con un burrito y un buey en una pobre gruta en medio de un bosque!. Y así lo hizo, cuando de pronto, en la noche de Navidad, la gente del pueblo se acercó con antorchas encendidas a la gruta que Francisco y sus hermanos habían preparado. Cuál no sería la maravilla de todos los presentes cuando, según dice la tradición, sucedió un milagro: el Niño Jesús quiso estar presente en medio de ellos. Todos los asistentes pudieron alabar al recién nacido en ese pobre pesebre, mientras los ángeles entonaban alabanzas y cantos: tal como sucedió en Belén.

Desde aquél día admirable, en todo el mundo se celebra la Nochebuena imitando la inspiración de San Francisco de Asís, en torno a un humilde pesebre que recibe al Hijo de Dios.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Conocíais el origen de los belenes?
¿Tenéis un belén en vuestra clase? Si no es así: ¿estaríais dispuesto a poner cada uno algo para formar vuestro Belén?
¿Y en casa?

ORACIÓN

Amigo Jesús, en las puertas de las vacaciones de Navidad y de tu nacimiento, queremos darte gracias por hacerte presente entre nosotros.

En estos días estamos disfrutando ya del ambiente, pero no queremos que éste oscurezca la gran noticia: que vienes a nacer en nuestro corazón.

Que seamos capaces de reconocerte y de dejarte nacer, a través de gestos sencillos. Gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!