LOS DATOS DEL DÍA
miércoles, 5 de diciembre de 2018
Capacidad de admiración

 Estamos tan cargados de imágenes, de noticias, de acontecimientos, que es difícil que algo o alguien nos sorprenda. Aunque bien pensado, eso de sorprenderse creo que no es cuestión de la cantidad e importancia de los hechos, cuando de nuestra misma capacidad de sorpresa y del ejercicio que hagamos de la misma.

Que un glaciar se resquebraje puede ser sorprendente; o no. Que descubrir una medicina contra el cáncer pueda sorprendernos o nos deje indiferentes, depende de nosotros, de la importancia que demos a las cosas, a la salud de los demás. Ah! Pero si esa medicina llega al punto en que nos dicen: tiene usted... entonces la esperanza renace, la sorpresa inunda, la admiración se hace personal y enorme.

Bueno. Pues no esperemos a las grandes ocasiones, sean éstas buenas o malas; contemplemos, admiremos, guardemos silencio de vez en cuando para ver cómo llueve, o cómo es un día de sol, o admiremos a los compañeros y compañeras que vienen cada día llenos de entusiasmo y con ganas de aprender. ¡Qué maravilla! No pases un día sin admirar algo.

 

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO
  • ¿Te admiras de algo?

  • ¿Tienes capacidad de admiración o la tienes bloqueada?

  • Admirar es vivir como persona, convertir todo en algo vivo.

     

ORACIÓN

Señor de la vida, de lo grande y de lo pequeño.

Me estoy atontando con tanta información,

estoy perdiendo mi tiempo sin abrir los ojos,

solo veo pantallas, noticias, telecomunicaciones.

Pero quiero ver, sentir, palpar, admirar,

la vida, lo grande y lo pequeño,

al gigante científico o deportivo

y al pequeño llorón que necesita brazos maternos.

Y admirarme a mí mismo: soy capaz de observar,

de sentir, de pensar, de amar.

¡Dios! Qué maravilla has hecho conmigo. Gracias.

 

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!