LOS DATOS DEL DÍA
miércoles, 9 de enero de 2019
COCODRILO (1a parte)

Cuando llega la hora del rincón de juegos, Cris va directamente al cajón de los juguetes a coger el cocodrilo, antes de que se lo quite Nacho. Nacho siempre le quita todo lo que ella se pide, solo para fastidiar. Pero nada más agarrarlo por la cola, su preciosa y aplastada cola verde, nota que alguien tira de él justo por el lado contrario, por la enorme boca de blancos y pequeños dientes.

-¡Lo he cogido yo primero! -grita Cris, tirando del cocodrilo.
-¡ No, lo he cogido yo primero! – grita Nacho, tirando del cocodrilo.
- ¡Es mío! -grita Cris, zarandeando el cocodrilo.
- ¡No, es mío! -grita Nacho, zarandeando el cocodrilo.
-¡ Suéltalo ahora mismo! -grita Cris, dándole una patada a Nacho.
-¡Suéltalo tú! – grita Nacho, dándole una patada a Cris.
La profesora los ve y acude a separarlos.
-¡Eh, niños, nada de pegarse! ¿Qué pasa?
- Yo cogí primero el cocodrilo – lloriquea Cris.
- No, lo cogí yo primero –lloriquea Nacho.
La profesora les quita el cocodrilo.
Pues vais a tener que jugar con otra cosa, porque el cocodrilo me lo quedo yo.
Cris mira a Nacho con rencor, como diciendo: “¿Ves lo que has hecho?”. Y Nacho mira a Cris con rencor, como diciendo: “Por tu culpa nos hemos quedado sin el cocodrilo”. Y cada uno se va a un rincón de la clase a buscar otra cosa con la que jugar.
Pero Cris no se lo pasa nada bien, no hace más que pensar en lo mucho que quería el cocodrilo. Y Nacho tampoco se lo pasa bien. No hace más que pensar en lo mucho que quería el cocodrilo.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Qué personajes aparecen en el cuento?
¿En qué lugar ocurre esta situación?
¿Qué les ha ocurrido a los niños del cuento?
¿Qué hacéis vosotros cuando varios niños queréis el mismo juguete?

ORACIÓN

Tengo muchas cosas que son mías.
Si me las piden, me cuesta dejarlas.
Jesús, enséñame a compartir todo lo que tengo con mis compañeros de clase.
Enséñame a quererles y a dejarles mis cosas.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!