LOS DATOS DEL DÍA
viernes, 11 de enero de 2019
Lo inmenso también en frágil

 

Ludovico Einaudi en "Elegy for the Arctic" nos brinda esta elegía o himno a los hielos del Ártico que se van derritiendo y destruyendo. Es una bella manera de protestar contra la destrucción del Planeta Tierra en lo que tiene de especial y de hermoso.

Y enseguida pensamos en el calentamiento de la tierra, en las emisiones de CO2 y en la combustión de los productos contaminantes. Y esta es la causa, pero detrás de ella está siempre la persona, el ser humano, que al tiempo que es blancura y pureza, es témpano helado cuando se trata de sus propios intereses. Somos capaces de construir maravillas y de dejar que otras más naturales se destruyan. Y no basta con decir: así es; así somos; así es la vida.

No. La vida no es así, la hacemos así. Cada uno tiene su pequeña o gran responsabilidad y la capacidad de poner orden en el desorden, limpieza en la suciedad, amor en el desamor.

Además, somos tan grandes que Dios nos ha dejado a cargo del Universo; de cuidarlo y hasta de mimarlo como se cuida y mima a un bebé que no tiene más conocimiento que el que le dan sus papás.

Que el nuevo año sea más limpio que el anterior y eso nos hará también más limpios a nosotros mismos.

 

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO
  • Si tienes tiempo escucha una pieza de Ludovico Einaudi y siente la Naturaleza dañada.

  • Examina tus lugares y mira si eres cómplice del desgaste de la naturaleza.

  • Entra en la multitud que quiere y lucha por el cuidado de la naturaleza.

     

     

ORACIÓN

Hoy he unido la música del piano con el ruido de los glaciares.

Es un contraste en el que se rompe la armonía.

He sentido mi granito de responsabilidad por la Naturaleza dañada.

He protestado por la contaminación que origina el progreso.

Hasta me he preguntado si no estaríamos mejor con algo menos...

¿Tanta necesidad tenemos cuando todo es tan simple?

La inmensidad de los mares es terriblemente débil.

Los icebergs se derriten por un calor que no es el de los corazones.

Dios, desde los hielos, los calores, y todo lo que es bello,

bendícenos.

Amén.

 

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!