LOS DATOS DEL DÍA
lunes, 15 de abril de 2019
¡LA PASCUA CONTINUA!

Durante los siete domingos de Pascua, la liturgia celebra el mensaje pascual de la resurrección del Señor, la alegría de la Iglesia por la renacida esperanza, la vida nueva de los neófitos y la acción del Espíritu Santo en la comunidad cristiana. Se trata, en definitiva, de celebrar prolongadamente la Pascua. Recordemos que la fiesta principal del año no es el Viernes Santo, sino el Domingo de Resurrección.

La reforma conciliar de la liturgia ha restituido al tiempo pascual su significado. En las Normas universales sobre el año litúrgico, del 21 de marzo de 1969, se dice que “los cincuenta días que van del Domingo de Resurrección hasta el Domingo de Pentecostés se celebran con alegría y júbilo, como si se tratara de un único día de fiesta o, mejor aún, de un gran domingo” (n. 22). En suma, el tiempo de Pascua es celebración del misterio de la exaltación de Cristo, constituido Señor del universo y cabeza de la humanidad. Es período de plenitud y de profundización en el bautismo recibido o en la fe ya vivida. Es cincuentena hasta Pentecostés, en que predomina la acción del Espíritu. Es tiempo de alegría y de banquete (sin ayunos), al que se asiste de pie (no de rodillas), en el que se canta el aleluya y en el que la comunidad se reconoce como misterio de comunión fraternal, realizada por el Espíritu de Jesús en forma de koinonia.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

Han pasado ya unos días desde el domingo de Pascua. ¿Sientes esa misma alegría de la Resurrección ahora?
Es importante que los cristianos demos testimonio de esa profunda alegría que ha de cambiar el mundo porque el mensaje de Jesús es rotundo y válido para el mundo de hoy. ¿Qué significa para ti la palabra testimonio?

ORACIÓN

Amigo Jesús, comenzamos un nuevo día, un día lleno de grandes proyectos.

Estamos seguros que va a ser un día en que vamos a tener oportunidad de manifestar que nos sentimos felices, que nos sentimos alegres, que nos sentimos llenos de vida.

Que contagiemos la alegría de los cristianos, de sabernos salvados y llenos de vida.

Que seamos testimonio sencillo para aquellos que nos ven, con los que nos relacionamos y vivimos.

Gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!