LOS DATOS DEL DÍA
lunes, 15 de abril de 2019
LA FALSA SEXUALIDAD
INTRODUCCIÓN PARA EL EDUCADOR

Hoy vamos a trabajar sobre la tentación de la falsa sexualidad, ante la que hay que tener un concepto más claro de la sexualidad como fruto del amor.

“Yo: D. Juan”. La seducción de la carne o el deseo sin amor, la búsqueda de una satisfacción genital, sin referencia a la persona, la utilización del otro como objeto de placer. A la sexualidad se le quita su dinamismo relacional, su capacidad de apertura al otro, su fecundidad y trascendencia y se queda vacía, engañosa.

Nada más engañosa que la tentación de la lujuria, que lo promete todo, la felicidad plena, y se queda en nada, un placer grosero y pasajero, un placer que se alimenta más de cantidad que de calidad. Y un placer traicionero, porque no tarda en pasar factura.

Esta seducción es imperante y dominante, se nos mete hasta en la sopa. Se alía fácilmente con el tener y mutuamente ofrecen sus productos.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿En qué momentos nos dejamos manipular y llevar por la falsa sexualidad imperante en nuestra sociedad consumista?
¿Cómo podemos vivir elegantemente la sexualidad?

ORACIÓN

¡Te necesito a Ti, sólo a Ti!
Deja que lo repita sin cansarse mi corazón.
Los demás deseos que día y noche me embargan,
son falsos y vanos hasta sus entrañas.
Como la noche esconde en su oscuridad la súplica de la luz, en la oscuridad de mi inconsciencia resuena este grito: ¡Te necesito a Ti, sólo a Ti!
Como la tormenta está buscando paz
cuando golpea la paz su poderío,
así mi rebelión golpea tu amor y grita
¡Te necesito a Ti, sólo a Ti!

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!