LOS DATOS DEL DÍA
miércoles, 18 de septiembre de 2019
SOÑAR UNA VIDA MÁS PLENA

Estamos comenzando un curso nuevo. Tal vez seas nuevo en este Colegio La Salle. Si es así, bienvenido. Diariamente te acompañaremos con una “sabia” reflexión, eso esperamos, antes de comenzar el trabajo. Hoy te invitamos a soñar... ¡pero despierto! Soñar con una vida auténtica, eso es.

Creo que en la vida hay que tener algo por lo que luchar. Y, la verdad, la vida no está para muchos trotes. Cada cual se conforma con poco: “Eh, yo con tener wifi y crédito en el Fortnite.., no quiero más.”. ¿Por qué no aspirar a mucho? ¿Por qué no creer que es posible trabajar por la justicia, por la igualdad, por la acogida, por la verdad?

¿Por qué resignarse al escepticismo rampante? Es mejor atarse a las causas más dignas. Y dejar que esto se concrete en opciones diarias, en compromisos pequeños o grandes, pero siempre auténticos, en pasos que me conducen a algún sitio. Abrir mis círculos pequeños a gente de toda condición. Involucrarme en alguna lucha, aunque me dé quebraderos de cabeza. Compartir mi espacio, mi tiempo, mi riqueza, mi vida, con aquellos que lo necesitan.

Buen día amigo. Que te cunda la labor.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO
  • ¿Cuáles son mis compromisos hoy en día?
  • ¿Tengo la sensación de compartir los sueños de gente que necesita, cree, aspira a un mundo más humano y más pleno?
  • ¿De alguna manera mi vida está enlazada con la búsqueda de la justicia, de la igualdad, de la acogida, de la verdad?
ORACIÓN

Señor Jesús, al comienzo de este nuevo curso, solo me queda darte gracias por ofrecerme una nueva oportunidad para seguir creciendo como persona y como cristiano.

Gracias por los nuevos compañeros con los que voy a compartir el camino del curso, gracias por los Hermanos y profesores que se ponen a nuestra disposición para que aprendamos.

Gracias Señor, esperamos que este nuevo curso, sea un curso para dar frutos, y frutos abundantes. Gracias.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!