LOS DATOS DEL DÍA
miércoles, 9 de octubre de 2019
HÉROES DE LA VIDA

Cada año se eligen en Galicia lo que llaman “Gallegos del Mes”, en una edición se eligió el armador, patrón y marinería del pesquero llamado “Francisco y Catalina”. Esta distinción que recayó en los cinco gallegos que integran dicha tripulación, fue porque salvó de una muerte segura a 51 inmigrantes ilegales que se hallaban a la deriva a bordo de un cayuco frente a la isla de Malta.

Este pesquero, el “Francisco y Catalina”, que iba a faenar por las aguas maltesas para ganarse el pan de cada día, vio el cayuco, y a la tripulación se le conmovieron las entrañas, y los rescataron. “No somos héroes, somos marineros, pero lo volveríamos a hacer, sin ninguna duda” –dijeron al ser preguntados por los periodistas que querían convertir la compasión en espectáculo-. Los subieron a cubierta, les vendaron las heridas, compartieron aceite, agua y vino. Y apretados aguantaron entre el estupor y la indignación la negativa de las autoridades maltesas al desembarco en sus costas. Cada día que pasaba ponían de su bolsillo su propio sueldo para mantener a todos con vida.

Mientras las negociaciones se sucedían entre la diplomacia de media Europa, más de sesenta personas convivían en apenas cincuenta metros cuadrados, pero “estamos bien”, le dijo Jesús Nemiña por teléfono a su esposa, Soledad Mariño. Y es que, según relató ésta a EL CORREO “eran ellos, desde el mar, los que nos pedían tranquilidad a las familias”. El espíritu de solidaridad se mantuvo vivo los nueve días de convivencia. Toda una lección de vida.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

El relato nos hablaba de unos héroes por casualidad.

·               ¿Qué te parece que se necesita para ser un héroe: super-poderes o compasión por los demás?

·               Tal vez hoy puedas hacer algo “heroico”, aunque nadie se dé cuenta de ello. Plantéate la jornada de trabajo que comienza como algo muy importante para ti y para los demás. Da sentido a lo que hagas durante este día.

ORACIÓN

Amigo Jesús, la vida no está hecha de gestas importantes, ni de gestos heroicos, aunque a veces surgen.

Nosotros Señor, queremos ser los héroes de los pequeños detalles, de los de la vida cotidiana, de los del día a día.

Ayúdanos a tener la capacidad y la sensibilidad suficiente para vivir cercanos a los que nos rodean: nuestros padres, hermanos, profesores, amigos…

Que de verdad seamos capaces de hacer realidad la revolución de los pequeños detalles.

Gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!