LOS DATOS DEL DÍA
lunes, 13 de enero de 2020
RECUERDOS, MEMORIAS

Buenos días:

Comenzamos una nueva semana. Estamos en plena cuesta de enero. Pero, bueno, también estoy seguro de que seremos capaces de superarla muy bien.

En muchas ocasiones de nuestra vida tenemos que vencer dificultades, y a veces mucho más grandes que la llamada cuesta de enero. Todavía sois jóvenes, pero seguro que algunos tendrá la experiencia de haber tenido que superar una enfermedad, o el dolor de la pérdida de un ser querido o incluso un desengaño amoroso... ¿no? Atentos a estos consejos que un escritor llamado Chico Xavier nos ofrece:

“Cuando consigues superar graves problemas de relación, no te detengas en el recuerdo de los momentos difíciles, sino en la alegría de haber atravesado otra prueba en tu vida. Cuando escapes de un accidente grave, no te quedes pensando en el trauma que causó, sino en el milagro que te ayudó a salir ileso. Cuando salgas de una larga enfermedad, no pienses en el sufrimiento al que te has tenido que enfrentar, sino a la bendición de Dios que permitió la cura.

Lleva en tu memoria, por el resto de tu vida, las cosas buenas que surgieron en medio de las dificultades. Son ellas las que demuestran tu capacidad para superar las pruebas más duras y te darán confianza en la presencia divina, que te ayuda en cualquier situación, en cualquier momento, frente a cualquier obstáculo”.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Por qué recordamos mejor las cosas difíciles que nos suceden que las buenas?
¿Es verdad que a veces tendemos a ser pesimistas?

ORACIÓN

Amigo Jesús, te damos gracias porque constantemente nos presentas oportunidades de superarnos.

A veces en la vida aparecen obstáculos, pero podemos tener la capacidad de superarlos, si confiamos en nosotros mismos y en las personas que pueden apoyarnos, ayudarnos.

Gracias Jesús, porque tu vida fue un cúmulo de superaciones, porque nos regalaste formas de enfocar nuestra existencia de una manera nueva.

Gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!