LOS DATOS DEL DÍA
miércoles, 16 de septiembre de 2020
Oración de Dios
Y tú, ¿qué eliges?
INTRODUCCIÓN PARA EL EDUCADOR

¿Quién asume la responsabilidad del mal en el mundo?   

Me doy un paseo por los barrios, entro en casas, prisiones, en el metro, en chabolas, en salones oscuros y solitarios... Veo el mundo.
Los ojos y los corazones se vuelven a Mí con interrogantes de angustia, soledad, desorientación... y quiero dar respuesta.
Miro al mundo y me vuelvo a ti, hombre, para rezarte, para convocarte, para poner ante ti todas estas realidades, para que veas por mis ojos y sientas con mi corazón.
Necesito tus oídos porque quiero escuchar las historias de los 80 años de Rosario y devolverle una sonrisa para que sepa que no está sola, que no sobra.
Necesito tus brazos porque quiero dar un abrazo y proteger al niño que mira asustado al mundo que le agrede.
Necesito tus palabras porque quiero llamar por su nombre a José, el que pide en la puerta del metro y es invisible para los ojos de los que vais corriendo detrás del reloj.
Necesito tus manos porque quiero darle una palmada de ánimo a David que a pesar de sus recaídas lleva 15 días sin consumir.
Necesito tu trabajo porque quiero ayudar a María, que trabaja sin parar y a su marido Manuel que lleva 5 años en paro y tienen tres niños.
Necesito tu corazón porque quiero acoger a Reinaldo, que tuvo que dejar su país porque no tenía futuro y se ha convertido en un sin papeles.
Te necesito a ti porque quiero explicarles a Marta y Juan que a pesar de que no pueden comprar un piso, Yo tengo un mensaje de amor y libertad para ellos.
Te necesito a ti porque quiero acariciar al que no recibe caricias, nombrar al que no tiene nombre, gritar con el olvidado, cantar con el que está alegre y luchar con el que lucha por la justicia. Necesito que les digas que son el centro de mi Reino.
Te rezo para que seas mis manos, mis ojos, mis oídos y mi boca.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO
  • ¿Quién puede ser ese "quién" de la canción?
  • ¿Te sientes interpelado?
ORACIÓN

¡Ven, Espíritu de amor y de paz! Suscita nuestra solidaridad para con los necesitados, acrecienta en todos el compromiso por un mundo mejor.
¡Ven, Espíritu de amor y de paz! Orienta el camino de la ciencia y de la técnica al servicio de la vida, de la justicia y de la paz.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!