LOS DATOS DEL DÍA
jueves, 24 de septiembre de 2020
LA CONFIANZA DEL HIJO

Este hecho pasó ya hace unos años.

En una ciudad de Bélgica un día se produjo un fuerte incendio en una residencia de dos pisos. Todas las personas procuraron salir de allí lo antes posible. Se hizo de forma ordenada, gracias a la ayuda y colaboración de los bomberos. Sin embargo, de pronto se dieron cuenta de que faltaba un niño de cinco años. En el momento de la huída el niño tuvo miedo y se refugió en el segundo piso.

Todos, nerviosos, no sabían qué resolución tomar. Las llamas y el humo no permitían que nadie se acercara.

Entonces, el niño ya se había asomado a una ventana y estaba pidiendo auxilio desesperadamente. En esos momentos llegó el padre del niño y horrorizado, le reconoció en medio de una inmensa humareda. Entonces con voz firme gritó a su hijo:

‐ “Salta, hijo mío, salta”
‐ “No te puedo ver, papá”, respondió el chico.
‐ “Pero yo sí te veo. Puedes saltar, que yo te cojo”.

En aquel mismo momento, ante el asombro de todos los presentes, el niño saltó decidido y fue recibido en los brazos de su padre, pudiéndose salvar.
Este hecho nos invita a confiar en los demás. En nuestros padres, educadores y amigos.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO
  • ¿En qué personas confiamos?
  • ¿Qué significa confiar?
ORACIÓN

Gracias Jesús, porque nos invitas a confiar en las personas que nos quieren y queremos.

Gracias Jesús, porque con tu ayuda, podemos hacer grandes cosas y muy buenas.

Gracias por nuestros padres, por nuestros amigos, por nuestros profesores, por los Hermanos...

Gracias.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!