LOS DATOS DEL DÍA
jueves, 24 de septiembre de 2020
LA IMPORTANCIA DEL “BUENOS DÍAS”
Optimismo

 

Las personas pasamos por distintas tonalidades, como los instrumentos musicales: suena en tono MAYOR, alegre y decidido; o en tono MENOR, algo más interior, algo tristón, aunque también muy hermoso.

Nuestro tono MAYOR requiere algún tonificante: un cafetito, una buena noticia, o simplemente la auto-convicción de que el día viene alegre y prometedor; entonces es nuestra esperanza la que mantiene el tono brillante de la persona.

No conviene desechar el tono MENOR, a menos que sea equivalente a la tristeza. Si es menor por ser interior, meditativo, que saborea algo positivo, entonces hay que conservarlo y no romperlo; será mejor buscar el silencio que el ruido.

La canción nos ha dado algunos recursos: reírse de algo ya al amanecer; regalar abrazos; “hola buenos días, hoy me siento bien” repetido al dar los primeros pasos de la mañana; atravesar la cortina gris para caminar siempre a la luz.

Te sugiero esta INTERIORIZACIÓN:

ORACIÓN

Dios, tú eres un misterio;

pero si entro en él quedaré deslumbrado.

Mi vida tomará colores y tonos vivos,

alegres, como la vida misma.

Mira una planta, una flor, un árbol...

Te dicen buenos días,

respóndeles, que al hacerlo se lo estás diciendo a Dios,

y a las personas: “Hola, buenos días. Hoy me siento bien”.

Y te sentirás bien.

Buenos días. Bonjour.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!