LOS DATOS DEL DÍA
lunes, 19 de octubre de 2020
REFLEXIONES ALTERNATIVAS PARA ESTE DÍA:
TODOS NECESITAMOS AYUDA
Aquí estoy, envíame. Domund 2020
Reflexión de la mañana para Jornada Mundial de las Misiones DOMUND 2020
INTRODUCCIÓN PARA EL EDUCADOR

Presentamos el cartel de la campaña de este año del DOMUND. Les pedimos que lo observen y se fijen en la frase del Evangelio “Aquí estoy, envíame”.

Fíjate en la imagen central, la de la religiosa. Es natural de Castilla y León, España, pero desempeña su misión en Angola, ¿sabes dónde está ese país?.

Cambia su cara por la tuya e imagina qué harías tú si estuvieses en su lugar.
Podemos generar un pequeño diálogo con la clase. 

 

EVANGELIO (Is. 6,8)
Entonces escuché la voz del Señor, que decía; “¿A quién enviaré? ¿Y quién irá por nosotros?. Contesté: “Aquí estoy, mándame”.

 

Coge una hoja de papel o el cuaderno de Religión.

Te proponemos una tarea de investigación, pero lo que vas a tener que averiguar es sobre tu vida. ¿Te parece fácil? Pues allá vamos.
Vas a tratar de dibujar un árbol.

Tiene que ser un árbol bien grande y bonito, pues ese árbol va a representar tu vida.

Es muy importante que diferencies todas las partes perfectamente; raíces, tierra, tronco, ramas, hojas y frutos.


Mientras lo hacemos ponemos música tranquila

 

 
PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

Como dijimos antes este árbol lo vamos a hacer personal.

Para esto te invito a que lo completes de la siguiente manera;

  • Raíces; son las que sostienen el árbol a la tierra. Lo primero que se forma y que tenemos que dibujar. ¿Sabes cuáles son las raíces de tu árbol? Piensa en tus padres, tus abuelos, dónde naciste...Todos ellos y todo ello ha hecho que seas quien eres hoy. Escribe sus nombres junto a las raíces de tu árbol.
  • Tierra; es lo que rodea el árbol. ¡Cuidado! piensa que la tierra se moja, se vuela con el viento y viene otra tierra nueva. Esto es tu presente: tus amigos, tus compañeros del cole… Intenta pensar por qué son tus amigos y escribe junto a la tierra lo que más te gusta de ellos.
  • Tronco; es la parte más fuerte y dura del árbol. Ahora es momento de pensar en cómo eres tú. ¿Eres amable, eres buen amigo, eres sensible…? Elige 5 características tuyas y escríbelas junto al tronco de tu árbol.
  • Ramas; las ramas en principio son pequeñas, finas, y en algunos casos se convierten en gruesas y resistentes. Tus ramas son tus sueños; aquello que te gustaría llegar a ser y a hacer. Escribe cómo quieres ser dentro de unos años.
  • Hojas; aquí ya puedes pintar de color verde un poco de tu árbol. Las hojas son capaces de nacer de las ramas y terminar dando fruto. Tus hojas son las personas importantes que te acompañan. Escribe en ellas el nombre de esas personas que piensas que son importantes para que puedas crecer, para que des fruto.
  • Frutos; puedes pintar el fruto que tú quieras. Puede ser rojo, naranja, amarillo…¡tú mandas! Lo importante es que descubras cuáles son tus frutos. ¿Qué puedes ofrecer a los demás? ¿Qué dones tienes? Serán muchos, muchísimos ¡eso seguro! Escríbelos junto a los frutos de tu árbol.

 

Ya tenemos nuestro árbol. El árbol de tu vida.

Ahora hazte una pregunta: ¿dónde está Dios en ese árbol?


Dios está en esa parte del árbol que no se ve, pero que es la que da la vida y ayuda a crecer. La savia. Esta savia representa a Dios en nuestra vida. Si estamos llenos de esta savia, llenos de Dios, podremos seguir creciendo fuertes y llenos de vida para poder dar fruto. Y dar fruto, no es más que decir; “Aquí estoy, envíame”.
Ponemos el vídeo de la campaña del DOMUND de este año

+info:
https://domund.es/
https://www.omp.es/domund/
https://www.omp.es/jornada-domund-proyectos/
https://www.omp.es/domund-reflexion-pastoral/
Otros testimonios

 

 

ORACIÓN


Señor, me da miedo lo desconocido,
me veo insignificante y débil,
pero me fío de Ti, que me amas
y has querido contar conmigo
para llegar al corazón de otros.
Aquí estoy, envíame.


Tú me muestras la Iglesia entera,
mucho más allá de lo que alcanzo a ver.
Señor, quiero ayudar a que tu Evangelio
siga sanando la dignidad herida
de tantas personas en el mundo.
Aquí estoy, envíame.


Tú puedes hacer de mí
un cristal que te transparente
ante quienes no te conocen,
ante quienes sufren la injusticia,
el dolor, la enfermedad, la pobreza,
el hambre de pan, el hambre de Vida.
Aquí estoy, envíame. Amén.

 

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!