LOS DATOS DEL DÍA
miércoles, 25 de noviembre de 2020
FERNANDO ALONSO Y SU COCHE

Buenos días a todos.

No sé si recordarás uno de los muchos anuncios que Fernando Alonso hizo con Renault. Y me acuerdo de ese en que va con su coche y de repente entra en un bosque y comienza a sortear toda serie de dificultades...

Parece ciertamente que nadie ni nada le puede parar... al final pasa todas las dificultades y sale sano y salvo gracias a su coche marca tal y cual y a sus características de dirección asistida, frenada controlada, etc...

Bueno a lo que voy es lo siguiente. En el anuncio Alonso tiene toda su confianza en que su coche no le va a fallar, sea cual sea la dificultad que se presente a la hora de conducir por cualquier carretera por mala que esta sea.

En nuestro camino del curso y de la vida, seguro que muchas veces vamos a tener que confiar en muchas personas, comenzando por nosotros mismos. Tener confianza en los demás y en nosotros mismos es un ejercicio que se va perfeccionando con la práctica y con el ejercicio.

Esfuérzate por confiar en los demás, en las personas que se preocupan por ti y por que puedas seguir adelante en tu vida. Corresponde a la confianza que muchos ponen en ti, también poniendo tu confianza en ellos.

Confía y serás confiado.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

Pensando en nuestro ambiente y en nuestros amigos. ¿A qué nivel confiamos nosotros en la gente que nos rodea? ¿Confiamos en todos por igual o por el contrario hay personas en las que nos confiamos más?

ORACIÓN

Señor Jesús, la confianza es algo que no se gana y para ello debemos esforzarnos.

Cuando somos sinceros con nosotros mismos y con los otros, cuando ponemos lo mejor de nosotros en lo que hacemos, cuando nos preocupamos por los demás, cuando somos capaces de asumir riesgos juntos... estamos ganando en confianza, estamos compenetrándonos.

Que en el día que comienza seamos capaces de seguir cultivando la confianza. Gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!