LOS DATOS DEL DÍA
jueves, 14 de enero de 2021
AMAR, LO MÁS IMPORTANTE

Buenos días:

Después de la llegada de las notas vuestra reacción habrá sido diferente. Unos habrán pensado que deben seguir igual, trabajando y esforzándose del mismo modo; otros habrán hecho propósitos de estudiar más y de superar los suspensos que tanto han entristecido a sus padres y a ellos mismos.

Yo siempre he pensado que en la base del fracaso escolar está la falta de sentido que muchos estudiantes tienen; no saben para qué estudiar, les falta una motivación. En esto es preciso que trabajen los tutores, en favorecer en los alumnos esta motivación para emplear así nuestros mayores esfuerzos.

En el plano humano, no académico, todos nosotros, en algún momento nos hemos hecho la misma pregunta que se hicieron generaciones anteriores: ¿Qué es lo más importante de nuestra existencia?

Queremos emplear nuestros días de la mejor manera posible, puesto que nadie puede vivir la vida por nosotros. Por ello necesitamos saber: ¿hacia dónde debemos dirigir nuestros esfuerzos?, ¿cuál es el objetivo supremo que hay que alcanzar?

San Pablo, en su carta a los corintios, en el capítulo 13, nos conduce a los primeros tiempos del cristianismo y termina diciendo: “Ahora subsisten la fe, la esperanza y el amor, estos tres. Pero el mayor de todos ellos es el amor”. Incluso llegó a decir: “Aunque tenga la plenitud de la fe como para trasladar montañas, si no tengo amor, nada soy”.

Al final de nuestra vida también tendremos una evaluación, una especie de examen. En ese momento la gran pregunta del hombre no será: “¿Cómo viví?” Será: “¿Cómo amé?”. La prueba final de toda búsqueda de salvación será el amor. No se tendrá en cuenta lo que hicimos, aquello en lo que creímos, lo que conseguimos. Por nada de eso tendremos que rendir cuentas. Habremos de rendir cuentas por el modo en que amamos al prójimo.

Aquí está el centro de nuestro esfuerzo, en amar. Aquí está el motor que mueve el mundo y la motivación de todo lo que hacemos.

Querido amigo. En esta mañana del mes de enero, ama, y haz lo que quieras.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Estás de acuerdo con las afirmaciones de la reflexión de hoy?
¿Qué te dice la expresión: “ama, y haz lo que quieras”?

ORACIÓN

Señor Jesús, que grandes lecciones nos regalas.
Ama y haz lo que quieras, vaya gran verdad y vaya principio universal para todo.
Si somos capaces de amar, seremos capaces de entender al otro, de ser comprensivos, de ponernos en el lugar del otro ante una dificultad, seremos capaces de perdonar, de ayudar...
Gracias Señor, por este gran regalo.
Danos fuerza, para ser capaces de recibirlo y multiplicarlo. Gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!