LOS DATOS DEL DÍA
jueves, 14 de enero de 2021
Sin peros...


Pero: (conjunción adversativa) denota que un concepto se contrapone al inmediato anterior (RAE).

A lo largo de la vida aprendemos el uso y el significado del lenguaje, lo experimentamos y lo vivimos sin darnos cuenta. Las palabras nos afectan, para bien o para mal... Nuestras palabras configuran nuestro mundo de realidades. Lo que decimos nos atrapa. Veamos un ejemplo.

“Sí, pero...” frases que no terminan de abrir el corazón y ponen condiciones. Todos hemos tenido conversaciones llenas de “peros”, con frases que comenzaban con un propósito o admitiendo algo y seguían con un “pero” que anulaba lo de antes.

El impacto de esta conjunción es letal en el lenguaje. Basta un “pero” para pasar del entusiasmo a cerrarse en banda... Basta un “pero” para sentirnos cuestionados, basta un “pero” cuando intentábamos reconocer un daño, estando cerca la disculpa, para echarlo todo a perder. Un “pero” cuando asumimos una crítica, significa no sólo que no vamos a cambiar, sino que no sabemos encajarla.

“Pero”, una palabra que nos sirve para incumplir nuestras promesas y no comprometernos; una palabra que utilizamos como coartada para poner excusas. Cuando recurrimos a esta conjunción ponemos en cuestión todo nuestro discurso anterior.

Habitualmente nos quedamos con la última idea en nuestro pensamiento hasta que otra la desplaza. Nuestra costumbre cuando usamos “pero” en una frase, es poner la idea “positiva” primero, y después indicar una restricción o contra-idea con esta conjunción. El efecto del “pero” puede atenuar y hasta anular completamente lo positivo de la idea principal...

¿Y si probamos a decir la idea “negativa” primero y después, con el “pero”, entregar el mensaje positivo?...

Dice un autor: “El pero es la palabra más negativa que conozco. Te quiero, pero... Podría ser, pero... No es grave, pero... Una palabra que sirve para dinamitar lo que era, o lo que podría haber sido, pero no es”.

Lo que queramos que ocurra no pasará con la palabra “pero”. “Pero” es resistencia....

¿Eres capaz de vivir sin “peros“? ...
Sin “peros” para vivir...

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Eres de los que usan mucho el "pero"...? ¿Para qué lo usamos...? ¿Qué efectos te produce un "pero" en una conversación?

Recuerda situaciones en las que el "pero" lo ha cambiado todo... 

¿Podríamos vivir sin el "pero" dichoso...?

ORACIÓN

Padre nuestro: danos sabiduría para hacer que nuestra palabra sea siempre sincera y  verdadera. Enséñanos a descubrir qué y cómo decir la palabra debida para caminar en la verdad.

Queremos dar el verdadero valor a nuestras palabras para sean instrumentos de comunicación y constructoras de vida fraterna.

 

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!