LOS DATOS DEL DÍA
Monday, 3 de May de 2021
Quién es María
Reflexión de la mañana para hacer en casa. #LaSalleEnCasa
INTRODUCCIÓN PARA EL EDUCADOR

¡Recordamos que estamos en la Santa Presencia de Dios!

¡Adorémosle!

María es la madre de Jesús y por consiguiente nuestra madre. Somos privilegiados pues tenemos dos madres una en casa y otra que, desde el cielo, nos cuida y nos protege siempre. 

A María le gustaban mucho las flores, por eso decimos que mayo es el mes de las flores y el mes de María. 

Si pensamos en María podemos comparar su alegría y su belleza con la de una flor, también su bondad y su pureza. 

María es nuestra madre del cielo, la que nos empuja y nos da la mano para crecer y para ser mejores, nos ayuda y nos alienta. María se dejó mecer por el viento de Dios y del Espíritu Santo y gracias a ello nos regaló a Jesús. Cada uno de nosotros necesitamos también de ese empujón de ayuda que nos aportan los demás.

 

 

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

Gesto: molinillo de viento.

El viento va a ser nuestro signo, sin él las flores no se podrían mover y crecer, reproducirse. Hablamos de la importancia de las semillas de cómo se mueven gracias al viento, impulsador de vida para crecer y nos preguntamos qué pasaría si no existiera el viento. Si no existiesen “esos impulsos, que nos hacen crecer”.

 Equiparamos esas semillas con nosotros y ese viento, con el Espíritu Santo, que nos mueve, nos impulsa y nos guía.

 Os invitamos a hacer un molinillo de viento y en el palo pondremos un letrero que diga “Mes de María” y lo colocaremos en la ventana, el balcón o en el jardín.

ORACIÓN

Palabra de Dios: 

La Anunciación a María en Lucas 1,26-38 

En el mes sexto, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María.

El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo: «No temas; María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin». Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco varón?». El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido un hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible». María contestó: «He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra». Y el ángel se retiró.

Palabra de Dios

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!