LOS DATOS DEL DÍA
Monday, 3 de May de 2021
UNA LECCIÓN DE CORAJE

La Resurrección de Jesús nos da fuerza para luchar en la vida. Él ya ha vencido la muerte y VIVE eternamente. Nosotros viviremos con Él, pero tenemos que luchar y vencer. Escucha este relato.

Una lección de coraje es Sara, mi hija de diez años, que nació sin un músculo importante en el pie, por lo que usa permanentemente un aparato ortopédico. Un día de primavera, al llegar a casa, me dijo que había competido en el día de campo, es decir, una fecha en la que se realizan carreras y varias competiciones deportivas más.

Pensando en su pierna deficiente, traté de hallar palabras de aliento para mi Sara; para que no se dejara deprimir, intenté recordar las cosas que los entrenadores famosos dicen a sus jugadores cuando se enfrentan a una derrota. Pero antes de que pudiera pronunciar una palabra, ella levantó la vista:

‐ ¡Gané dos de las carreras, papi! ‐ dijo.
Yo no podía creerlo. Luego, Sara agregó:
‐ Pero tuve una ventaja.
‐ Ah, me lo imaginaba. Sin duda le habían permitido alguna ventaja inicial para compensar.
Pero nuevamente ella no me dio tiempo de abrir la boca:
‐ No me dieron ninguna ventaja inicial, papi. Mi ventaja era que debía esforzarme más.
‐ Eso es coraje. Y así es mi Sara.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

Nunca te dejes vencer por la adversidad. Recuerda que el valor de una persona no está en vivir en el éxito, sino en saber enfrentar los problemas con FE en Dios y FUERZA de VOLUNTAD.

¿Cuál es el mensaje de la historia?
¿Cómo podemos aplicar la enseñanza en el día que comenzamos?

ORACIÓN

Amigo Jesús, en este día que comienza, te pedimos coraje, coraje para saber afrontar el día a día, coraje para dar lo mejor de cada uno para seguir creciendo.

Gracias Jesús por regalarnos tu amor, aquel que mueve montañas, aquel que transforma voluntades, aquel que nos hace más y mejores personas.

Que siempre confiemos en Ti y en el amor, que es vida y no cesas de regalarnos. Gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!