LOS DATOS DEL DÍA
Thursday, 10 de June de 2021
HAY UN DEDO QUE NUNCA SE SEPARA
146-LRM-3y4ESO

¿Sabes porque el anillo de compromiso se usa en el cuarto dedo? Existe una leyenda china que lo puede explicar de manera bonita y muy convincente...

Los pulgares representan a los padres. Los índices representan tus hermanos y amigos. El dedo medio te representa a ti mismo. El dedo anular (cuarto dedo) representa a tu pareja. El dedo meñique representa a los hijos.
OK... primero junta tus manos palma con palma, después, une los dedos medios de forma que queden nudillo con nudillo.

Ahora intenta separar de forma paralela tus pulgares (representan a los padres), notarás que se abren porque tus padres no están destinados a vivir contigo hasta el día de tu muerte, únelos de nuevo.

Ahora intenta separar igual los dedos índices (representan a los hermanos y amigos), notaras que también se abren porque ellos se van, y tienen destinos diferentes como casarse y tener hijos.

Intenta ahora separar de la misma forma los dedos meniques (representan a los hijos) estos también se abren porque tus hijos crecen y cuando ya no te necesitan se van, únelos de nuevo.

Finalmente, trata de separar tus dedos anulares (el cuarto dedo que representa a tu pareja) y te sorprenderás al ver que simplemente no puedes separarlos... eso se debe a que una pareja esta destinada a estar unida hasta el ultimo día de su vida y es por eso porque el anillo se usa en este dedo. Esta leyenda sobre el anillo te tiene que hacer pensar en el valor tan grande que es el amor en tu vida. Si tienes pareja cuídala, si no la tienes y te sientes llamado a tenerla, búscala.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Crees que en nuestra sociedad damos el valor que tiene “al amor de nuestra vida”?
¿Qué podemos aprender de la reflexión de hoy?

ORACIÓN

Le pedimos a Jesús que nos ayude a conquistar ese amor, a decubrirlo y a comprometernos con sinceridad.
Lo hacemos uniéndonos en el rezo del PADRE NUESTRO.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!