LOS DATOS DEL DÍA
martes, 22 de noviembre de 2022
REFLEXIONES ALTERNATIVAS PARA ESTE DÍA:
LA SALLE EN ÁFRICA
Día Vocacional - La Salle Andalucía 2022 - Infantil y Primaria
Soy porque somos
INTRODUCCIÓN PARA EL EDUCADOR

 

Introducción

Celebramos hoy la jornada del Día Vocacional del sector, en el que tradicionalmente recordamos que el 21 de noviembre de 1691, Juan Bautista de La Salle se asocia con los Hermanos Nicolás y Gabriel Drolín y hacen Voto heroico de permanecer unidos aunque tenga que vivir de limosna y sólo de pan.


Este curso, en el que las obras educativas y socioeducativas de La Salle ponemos el acento en lo que transmite nuestro lema “Juntos mejor”, todavía tiene más sentido celebrar nuestro Día Vocacional en esta fecha ya que San Juan Bautista de La Salle apuntó como esencia de su vocación el “permanecer con” para su misión educativa. La Salle entendió de forma particular la importancia de la comunidad para el desarrollo de una vocación, en su caso, para la educativa. Pero esto es así para cualquier vocación. 


También el Papa Francisco “suele recordar que la vocación siempre es comunitaria: es un sueño del nosotros, es siempre para y con los otros, ya que <<ofrece una mirada misionera compartida>> y <<renueva la conciencia de que en la Iglesia nada se logra por sí solo; que estamos en una larga historia orientada hacia un futuro que es la participación de todos>>”. En otra ocasión decía: "Ninguna vocación nace de sí misma ni vive por sí misma. La vocación brota del corazón de Dios y florece en la tierra buena de los fieles. ¿No dijo Jesús: "En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor unos a otros" (Jn 13,35).


En nuestro compromiso por desarrollar la cultura vocacional en nuestras obras educativas y bajo la huella de La Salle, reconocemos y vivimos que Dios llama a través de otros y de las necesidades del mundo, desde lo que cada persona es, junto a otros y para el servicio a los demás.

 

Objetivos:

  • Poner en valor la clave comunitaria de la vocación individual. 
  • Reconocer que los demás contribuyen a descubrir quién soy realmente y, por tanto, a mi camino vocacional.
  • De este modo, el amor nos recuerda nuestra propia identidad, a la que nos llama el Amor.

Actividad: 

Reflexión de la mañana especial en la que haremos experiencia de que las personas que tenemos cerca, con las que compartimos vida y que nos aprecian, conocen lo que nos define, nuestra esencia. Y nos pueden ayudar a descubrirla, a alentarla y a hacerla plena.


Nos basamos en un cuento/poema africano: “Nuestra propia canción”. En esa cultura africana cada persona tiene su propia canción de forma personalizada que le acompaña toda la vida. Es la tribu quien le hace descubrir su canción y se la canta a cada persona en momentos importantes para recordarle quién es realmente. Para esa cultura africana es importante el concepto UBUNTU: “Yo soy porque nosotros somos” en el que esa identidad individual se refuerza con la comunidad.


Infantil y Primaria: Vamos a trabajar a partir del NOMBRE de cada uno/a

  • Empezamos con la proyección del cuento https://www.youtube.com/watch?v=DwUrp-pmN7E
  • Una vez terminada la proyección, se les hace escribir su nombre en un papel (un folio dividido en tres). Que lo dibujen, escriban, pinten… adaptarlo según la edad (en infantil se les puede dar ya escrito y que lo decoren).
  • En una cartulina grande o papel continuo, recortar un círculo grande. Poner los nombres de toda la clase dentro y se puede colocar en un lugar visible (en la puerta de la clase, en el pasillo…). Otra posibilidad es hacer un círculo aún más grande y poner todos los nombres de una misma etapa o ciclo…
  • Después se les invita a hacer otro gesto. Se sientan en círculo con las piernas estiradas y tocándose los pies (como en la imagen). Uno a uno, cada niño o niña se pone en medio de pie y el resto dice su nombre a la vez, con intención reconociendo que cada uno somos únicos y especiales.