LOS DATOS DEL DÍA
jueves, 24 de noviembre de 2022
DE VEZ EN CUANDO LA VIDA...

Este es el título de una canción de Joan Manuel Serrat y en ella se puede leer entre otras cosas que “De vez en cuando, la vida toma conmigo café y está tan bonita que da gusto verla” o “De vez en cuando, la vida afina con el pincel, se nos eriza la piel y faltan las palabras para nombrar lo que ofrece a los que saben usarla”.

Cuántas veces pasamos por la vida deprisa, sin saborearla, sin darle las gracias por lo que nos regala, por los momentos únicos que nos permite presenciar.

Por lo guapa que se pone, a veces, para nosotros; dedicándonos un guiño de complicidad para que la contemplemos con alegría y con la atención que merece.

Una vida que nos coge de la mano para pasear con ella, dándonos momentos de paz y de profunda tranquilidad.  De vez en cuando, la vida se pone su vestido de los domingos para que la contemplemos en todo su esplendor, derrocha alegría y sonrisas para que seamos felices, se nos presenta con la mejor de sus caras y nos invita a que disfrutemos de ella y la gastemos en lo que verdaderamente vale la pena.

De vez en cuando, la vida se enamora de nosotros y nos hace ser mejores y ver el lado positivo de las cosas.

De vez en cuando, la vida nos dice que es única y que por eso debemos aprovecharla de la mejor manera posible pues no hay otra como ella.

De vez en cuando, la vida nos susurra al oído que no es tan mala ni tan dura como dicen y que está llena de amor y de ternura mostrándonos momentos por los que vale la pena ser vivida, diciéndolo con la mejor de sus voces y su más contagiosa sonrisa.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

·               ¿Cómo es tu vida?

·               ¿Sabemos saborear lo que nos regala cada día, o se nos pasa pensando en el mañana o en el futuro?

·               ¿Sabemos vivir el presente?

ORACIÓN

Señor Jesús, hoy un simple gracias.

Gracias por la vida, el regalo más hermoso que nos has realizado.

La vida llena de entrega, de cariño, de sentido… porque la vida, vivida de otra forma, no llena; te deja medio vacío.

Que tengamos la suficiente consciencia para vivir cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo… como si fuera el primero.

Que no dejemos que se nos pase sin hacer cosas grandes.

Con tu ayuda estamos seguros que lo conseguiremos. Gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!