LOS DATOS DEL DÍA
lunes, 12 de febrero de 2024
MOISÉS, JESUCRISTO Y EL ANCIANO

Estaban jugando al golf Moisés, Jesucristo y un anciano.

Moisés es el primero en golpear. Coge el palo, se prepara y paff: La bola termina en el agua. Pero, volviéndose a sus compañeros, Moisés les dice: “No pasa nada”. En efecto, coge el palo, lo hinca en el suelo y las aguas se separan, tras lo cual le pega de nuevo a la bola, que termina en el hoyo.

Llega el turno de Jesucristo. Coge el palo, se prepara y paff: La bola termina también en el agua. “No os preocupéis”, dice Jesús a sus compañeros de juego. Y ni corto ni perezoso se dirige al estanque, empieza a caminar sobre el agua, llega a donde está la bola flotando, le pega de nuevo y... al hoyo.

Por fin, le toca le turno al anciano, que coge el palo, se prepara y paff: La bola va directa al agua, pero, justo antes de llegar, sale un pez y se come la bola. Pero antes de que el pez caiga de nuevo al agua, parece una gaviota que se come al pez. Tras un corto vuelo, a la gaviota le cae un rayo, que la fulmina en el suelo, donde abre el pico, sale la bola y se cuela en el hoyo. Entonces Jesucristo se vuelve al anciano y le dice: “Mira, papá, si empiezas con chulerías, yo no juego”.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Cuál crees que es la moraleja de este cuento?
Moraleja: Dios no es caprichoso, ni un chulo que va haciendo milagros para fardar. Su trabajo es querernos y cuidarnos.

ORACIÓN

Amigo Jesús, gracias por estar ahí, por querernos, por cuidarnos.

Te pedimos que, como Tú haces, nosotros también sepamos querer y cuidar a los que nos rodean.

Si somos capaces de hacerlo, haremos de nuestra clase, de nuestro Cole, de nuestra Ciudad... de nuestro mundo, el mejor lugar donde vivir todas las personas de la tierra.

Gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!