LOS DATOS DEL DÍA
martes, 13 de febrero de 2024
SAN BENILDO ROMANÇON

En la ventana de una de tantas casas del pueblecito francés de Saugues, una madre decía a su hijo, mientras señalaba con el dedo:

‐ ¡Fíjate bien, hijo mío, porque por ahí pasa un santo!

‐ ¡Mamá, pero si es el Hermano Director de la escuela! –decía el niño mientras abría sus ojazos y aplastaba su nariz contra el cristal‐.
Efectivamente, el Hermano Benildo estuvo veintiún años de director en el colegio que allí tenían los Hermanos; entre los años 1841 y 1862, año en que murió. ¿Cómo es que aquella persona de poco más de metro y medio de estatura llamaba tanto la atención de la gente? Cuando uno lee la vida de este Hermano santo no deja de sorprender que, en medio de tanta rutina en los quehaceres de una escuela, pudiera hacerse santo. Benildo tuvo el arte de saber hacer de la monótona tarea de dar clase un canto a la generosidad y a la entrega a los demás.

Tratando de encontrar el secreto de ello, uno cae en la cuenta de que los santos son quienes más cerca han estado de Dios y de los hombres. Y el Hermano Benidlo estuvo cerca de Dios; él sabía mucho de lo que es la oración. También estuvo muy cerca de los hombres y si no que lo digan los doscientos cincuenta y cinco alumnos que de su colegio salieron para ser Hermanos de La Salle. No es extraño que, quien afirmaba de sí que “sería siempre Hermano, aunque tuviera que vivir de sólo mondaduras de patata”, tuviese tanto atractivo para comunicar que seguir a Jesús merece la pena.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Cómo te gustaría a ti que fuese el Director de tu colegio?
¿Te atreverías a decírselo en una carta?

ORACIÓN

COMO EL PADRE ME AMÓ, YO OS HE AMADO.
PERMANECED EN MI AMOR.
Si guardáis mis palabras y como hermanos os amáis compartiréis con alegría el don de la fraternidad.
Si os ponéis en camino, sirviendo siempre a la verdad, fruto daréis en abundancia; mi amor se manifestará.
COMO EL PADRE ME AMÓ, YO OS HE AMADO.
PERMANECED EN MI AMOR.
No veréis amor tan grande como aquél que os mostré.
Yo doy la vida por vosotros; amad como Yo os amé.
Si hacéis lo que os mando y os queréis de corazón, compartiréis mi pleno gozo de amor como Él me amó.
COMO EL PADRE ME AMÓ, YO OS HE AMADO. PERMANECED EN MI AMOR.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!