LOS DATOS DEL DÍA
martes, 13 de febrero de 2024
ATENTOS A LAS NECESIDADES

Buenos días a todos. Seguro que ya os habéis dado cuenta en qué día de la semana estamos. Bueno, hoy os voy a regalar una reflexión que nace del espíritu original de San Juan Bautista de La Salle. Indudablemente, Juan de La Salle fundó las Escuelas para dar respuesta a los problemas de la infancia abandonada, que carecía de formación y de guía en los valores cristianos.

Hoy, en nuestra “sociedad de bienestar” y “de progreso”, no faltan las contradicciones. En el contraste de los que son cada vez más ricos, con la pobreza y la marginalidad. Como en tiempo de San Juan Bautista, los niños y los jóvenes son las primeras víctimas.
Como hicieron los primeros Hermanos, La Salle es sensible a esta situación. Por eso impulsamos o colaboramos en numerosas iniciativas que tienden a paliar esta situación de injusticia, sobre todo, de nuestras ciudades: centros de acogida de jóvenes en situación de delincuencia y drogadicción; centros abiertos para niños de la calle; escuelas para alumnos problemáticos que no tienen acogida en otros centros; cursos de garantía social; programas de atención a alumnos con necesidades especiales...

No cerramos los ojos antes las desigualdades de nuestra realidad y nos comprometemos, con esfuerzos e ilusiones, a lograr una sociedad más justa y más humana.
Feliz día.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Conoces alguna Obra Educativa de La Salle que trabaje algún programa de los nombrados?
¿Crees que es importante apostar por los que más necesidades tienen?

ORACIÓN

Amigo Jesús, al comenzar el día nos vuelve a surgir una palabra sencilla: GRACIAS.

Por la Salle y todos los que formamos nuestra gran familia; por los Hermanos y profesores que se esfuerzan y apuestan por cada uno de nosotros; por San Juan Bautista de la Salle, que a través de su intuición, miles de niños y jóvenes están recibiendo educación humana y cristiana.

Por todo ello, gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!