LOS DATOS DEL DÍA
martes, 2 de abril de 2024
Martes lasalianos (EP5-22)
Martes lasalianos

Buenos días a todos.

Vamos a continuar con mi historia, por donde nos quedamos el último martes lasaliano. Recordáis que me retiré a una cartuja a pensar. Pues bien, regresé de la cartuja con el propósito de abandonar la obra de las Escuelas. Buscando más luz un día me dirigí a lo alto de la colina de Parmenia. El panorama es tan bello que alegra el alma del más triste.

Allí encontré a una pastora, la hermana Luisa. Oré y dialogué con esta mujer sencilla que  vuelve a descubrirme la voluntad de Dios.

‐ Hermano, Dios quiere que siga usted con la familia que Él le ha dado. Sus Hermanos le esperan. No se deje vencer por las dificultades, me dice.
Jesús renueva mis fuerzas. Aquí estuve dos años, en el sur de Francia. Los Hermanos de Ruán y de París se sentían desorientados y abandonados. El día de Pascua de 1714, los Hermanos de París escriben una carta al que consideran su Padre y Fundador.

‐ Señor, padre nuestro: nosotros, los principales Hermanos de las Escuelas Cristianas, reconocemos que es importantísimo que vuelva para cuidar de esta obra de Dios. Por todo ello le rogamos y ordenamos, basados en los compromisos que tiene con Dios, que vuelva para dirigir nuestra Comunidad.  

La carta llegó y la recibí con lágrimas de alegría en los ojos. Por supuesto, no faltaré a la cita.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO
  • ¿Crees que le vino bien a Juan Bautista estar un tiempo de reflexión y oración?
  • ¿Por qué crees que los Hermanos le escribieron la carta?
ORACIÓN

Amigo Jesús, al comenzar este día te damos gracias.
Gracias por tener amigos con los que compartir el día a día, gracias por tener una
familia que me quiere, gracias por mis profesores y gracias por mi Colegio.
También queremos darte gracias por Juan Bautista de la Salle, por lo valiente que
fue y porque a pesar de las dificultades siempre supo decir SÍ a Dios.
Gracias Jesús, por este gran regalo.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!