LOS DATOS DEL DÍA
miércoles, 3 de abril de 2024
REFLEXIONES ALTERNATIVAS PARA ESTE DÍA:
ESTÁ RESUCITADO
HACER LO QUE PIDE DIOS

Es difícil hacer algo distinto de lo que hace la gente. Basta que hagas algo gratuitamente para que a uno lo tachen loco y de tonto.

Juan Bautista de La Salle se fue entregando, no sin sufrimientos, a lo que Dios le pedía. Pasaba largos tiempos de oración para escuchar a Dios. Sabía que los pobres esperaban su ayuda, que alguien se preocupara de ellos. Dios se sirvió de Juan Bautista para ser salvación de los pobres.
Hubo ocasiones muy difíciles por las que tuvo que pasar: insultos, juicios en tribunales, persecución, desprecio,... pero la fuerza de Dios le animaba a seguir la obra de las Escuelas Cristianas.

Le gustaba dialogar los asuntos que iban apareciendo con los Hermanos y con personas de gran calidad humana y cristiana. Pero jamás se olvidaba de consultar las cosas a Dios, hubo noches que se las pasaba en oración. Quería ante todo hacer la voluntad del Señor.

Algunas de las decisiones más duras que tuvo que tomar fue la que ningún Hermano tenía que ser sacerdote, cuando dejó su cargo en la catedral y su fortuna a los pobres, o cuando alojó a los maestros en su propia casa. Algunos le tacharon de loco, pero se sentía feliz.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Qué cosas buenas has realizado hasta ahora en tu vida?
¿Quiénes te ayudan a tomar en serio a Dios?

ORACIÓN

Gracias, Padre, por Juan Bautista de La Salle, él supo, con tu ayuda,
ser valiente, leal, sincero,
diciendo siempre la verdad.
Padre bueno, ayúdame a ponerme al lado de las cosas auténticas,
ayúdame a superar todo aquello
que me separe de Ti.
Padre, hazme una persona valiente, arriesgada y decidida, siempre abierta al Evangelio.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!