LOS DATOS DEL DÍA
jueves, 4 de abril de 2024
APRENDER A SERVIR

Jesucristo vino al mundo para “servir” a la humanidad. Lo dijo en numerosas ocasiones. Y lo hizo durante toda su vida en la tierra. Es precisamente sirviendo, siendo “siervo”, como Jesucristo quiso mostrar a la humanidad lo grande que es el amor de Dios. Servir consiste en buscar siempre la felicidad del otro. Consiste en compartirlo todo. Servir es tan importante que nos lleva a perderlo todo, ¡incluso la vida! Servir es el único medio de hacer felices a los demás, de cambiar el mundo y de devolverle la capacidad de amar. Es el único medio de hacer comprender a la humanidad hasta qué punto Dios sirve, ofrece, reparte, distribuye su amor a todos. Es una tarea difícil. Algunos dicen que es imposible. Jesús nos muestra el camino para conseguirlo.

Eligiendo el camino que Jesús nos propone: mirando más allá de las apariencias; sirviendo y ofreciendo nuestra paciencia, nuestra alegría, nuestro perdón; caminando hasta el final de lo que Jesucristo nos pide, para ser servidores de vida. Con Jesucristo los cristianos logran que la vida triunfe sobre el mal y la muerte.

La Cuaresma es el tiempo en que los cristianos, siguiendo al Jesús, aprenden a servir, a ofrecer lo mejor que tienen para que el otro sea feliz. Llega la Cuaresma, llega el tiempo de aprender ayudar a los demás.

Aprender a servir, explicando a un compañero el problema que no entiende. Aprender a servir, no criticando a los demás, sino ayudándoles a mejorar. Aprender a servir, cumpliendo con nuestras obligaciones. Aprender a servir, perdonando de corazón a aquellos que nos molestan. Aprender a servir, pensando siempre en la felicidad de los que están a mi alrededor.

Aprender a servir, cada uno a su manera. Pero sirviendo. Esta es la tarea de esta Cuaresma. No dejemos pasar la oportunidad que Jesús nos ofrece.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Qué conclusión sacamos de esta reflexión?
¿Entendemos el concepto de servir o lo vemos que es para otro tipo de personas?

ORACIÓN

Señor Jesús: en muchas ocasiones preferimos tener siempre alguien a nuestro lado que nos haga las cosas; nos cuesta ser los primeros en hacer algo, en mostrarnos disponibles, en hacer las cosas desinteresadamente.

Que de verdad, en este tiempo de Cuaresma, seamos capaces de descubrir que sirviendo, ayudando, estando disponibles... uno descubre que puede hacer felices a los demás y puede ser más feliz.

Gracias Señor, porque vamos a intentar no perder esta nueva oportunidad.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!