LOS DATOS DEL DÍA
miércoles, 15 de mayo de 2024
MÉDICO DEL PUEBLO
153-LRM-1ByC

Sin llamar la atención, siempre estaba pendiente de las necesidades de los vecinos.

Hoy quiero presentarte la figura de un hombre que hizo de su vocación un servicio, callado pero eficaz. Eran otros tiempos, es verdad, pero eso no quita mérito a su labor. Era el médico del pueblo, un pueblo pequeño que como mucho llegó a tener 500 habitantes. Apenas acabada su carrera, el Servicio de Salud le envió a dicho pueblo. Para todos era: D. Pedro, el médico. Poco a poco fue ganándose el aprecio de los vecinos. Tenía sus horas de consulta pero en realidad todo el día estaba a disposición de la gente.

Cuando era llamado a las diversas casas donde había algún enfermo, nunca miraba el reloj para ver la hora. Simplemente cogía su maletín y se presentaba en la casa para atender a la persona enferma. ¡Cuántas veces se requería su atención a altas horas de la noche! Los domingos, los sábados, los festivos... daba igual, D. Pedro se presentaba en las casas siempre que era llamado.

No pasó desapercibido este comportamiento para los vecinos, que veían con extrañeza, y a la vez con agrado, las atenciones del médico. Se comentaba en el pueblo que siempre estaba dispuesto a atender las  necesidades de los pacientes. Alguien le preguntó en cierta ocasión: D. Pedro ¿Cuál es su horario de trabajo?  La respuesta fue: “Siempre que haya una necesidad, el horario está abierto”.

Ya está jubilado, pero qué ejemplo de dedicación el de gentes como estas. ¡Cuánto mejor iría nuestro mundo si abundaran personas como este médico!

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO

¿Qué ejemplo nos transmite el médico de hoy?
¿Crees que este médico tenía vocación?

¿Desde qué valores te plantees tu futuro profesional...?

ORACIÓN

Amigo Jesús, a veces no nos damos cuenta que no es igual hacer las cosas de cualquier manera.
Gracias por este ejemplo que nos invita a poner “toda la carne en el asador”, a formarnos para ser verdaderos profesionales de humanidad.
Gracias Jesús, porque tenemos la suerte de tener al alcance de nuestra mano, todas las posibilidades para hacerlo realidad.
Que de verdad, no las desperdiciemos.
Gracias Jesús.

ANIMADOR DE LA ORACIÓN TODOS
SAN JUAN BAUTISTA DE LA SALLE RUEGA POR NOSOTROS
¡VIVA JESÚS EN NUESTROS CORAZONES! ¡POR SIEMPRE!